El sistema de selección de magistradxs pone en riesgo a la Democracia

 

La Asociación Judicial Bonaerense repudia la designación de Rodrigo Cataldo como integrante de la Cámara en lo Civil y Comercial de Mar del Plata, que en el día de la fecha prestará juramento clausurando un procedimiento de selección plagado de omisiones sustanciales e irregularidades varias.

El nombramiento de Cataldo constituye la mejor muestra de la crisis del actual sistema de selección de magistradxs, que permitió que un pacto espurio entre fuerzas políticas y corporaciones se imponga por sobre la búsqueda de “la solvencia moral, la idoneidad y el respeto por las instituciones democráticas y los derechos humanos”, que deberían guiar dicho procedimiento de acuerdo al mandato constitucional.

Rodrigo Cataldo es actualmente juez de primera instancia y Presidente del Colegio de Magistrados a nivel provincial, posición que aprovechó para sumar las voluntades necesarias para su designación, pese a las denuncias que obraban en su contra.

Cataldo fue denunciado en el año 2012 por nuestra organización sindical por graves hechos de violencia laboral, en su mayoría cometidos contra trabajadoras mujeres. También fue denunciado ante el Ministerio de Trabajo por violar la prohibición de incorporar trabajadorxs no registrados en una dependencia judicial.

Tiempo después, la AJB puso en conocimiento de la Dirección de Políticas de Género -que recibe órdenes directas de la gobernadora Vidal- situaciones concretas y reiteradas de acoso sexual que involucran a Cataldo y que meses después no han sido investigadas de acuerdo a los procedimientos vigentes.

La Suprema Corte, que desestimó con argumentos insólitos la denuncia y demora desde hace dos años el tratamiento del recurso planteado contra esa resolución; el Consejo de la Magistratura, que lo incluyó arbitrariamente en la terna sin convocar a audiencia para escuchar las objeciones que obraban contra Cataldo; la gobernadora María Eugenia Vidal, que lo designó ignorando todas las alertas desplegadas en el caso; y el Senado, que prestó acuerdo en sesión cuasi clandestina y negando la posibilidad de exponer sobre el caso a la AJB; son los responsables políticos de que un violento sin perspectiva de género tenga a su cargo la toma de decisiones fundamentales para la vida de miles de ciudadanxs.

Sin un sistema plural, participativo y transparente de selección de magistradxs, con participación efectiva del pueblo y de lxs trabajadorxs judiciales, la Justicia bonaerense seguirá siendo repudiada por la ciudadanía y continuará enfrentada con la Democracia.

Asociación Judicial Bonaerense

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.