El riesgo de trabajar en el Poder Judicial

En el lapso de 24 horas, dos sucesos -la caída del techo de la Fiscalía del Joven, y el escape de monóxido de carbono en el Archivo Penal-, pusieron en serio riesgo la salud de las y los trabajadores.

El miércoles por la mañana, las trabajadoras y trabajadores de la Fiscalía del Fuero Penal Juvenil de La Plata, ubicada en el segundo piso del edificio de calle 7 entre 56 y 57, encontraron parte del cielorraso de la oficina desplomado sobre las mesas y pasillos.

Al respecto, Agustín García, secretario gremial de la AJB, explicó: “Dialogamos con los compañeros y las compañeras judiciales, y también con la titular de la dependencia. Posteriormente nos reunimos con el Secretario General de la Procuración, Dr. Carlos Enrique Pettoruti, para plantearle esta problemática y exigirle la urgente solución del tema”.

Asimismo, García agregó que “también le exigimos al funcionario (por Pettoruti) que realice las gestiones para que la Procuración General y el Ministerio de Seguridad acuerden el traslado de esas dependencias en forma inmediata”.

Cabe destacar que estas Fiscalías estarían en condiciones de mudarse a un lugar más seguro, pero el obstáculo para ese traslado es la falta de personal de seguridad, cuestión que presuntamente podría destrabarse en una reunión entre el Procurador General Conte Grand y el ministro Cristian Ritondo.

Por otro lado, también en el Departamento Judicial La Plata, ayer por la mañana se produjo un escape de monóxido de carbono y vapor de la caldera del Archivo Penal Departamental ubicado en calle 8, que obligó al retiro del personal.

Santiago Fontela, secretario general de la Departamental, recordó que “hace más de tres años que venimos exigiendo el traslado de la totalidad del Fuero Penal, ubicado en la manzana de las calles 8 y 7, entre 56 y 57, por las pésimas condiciones de seguridad laboral, la existencia de roedores, arácnidos y caída de agua, entre otras cuestiones”.

Cabe recordar que el edificio donde funciona el fuero Penal era la vieja sede de Vialidad Provincial, y con anterioridad albergó a la Primera Legislatura bonaerense, construida en 1882. “Ese edificio -concluyó Fontela- debe ser cerrado y acondicionado como museo, y de una vez por todas encarar la construcción de la Ciudad Judicial, que es responsabilidad absoluta de la Suprema Corte, la Procuración General y el gobierno Provincial”.

La AJB ha realizado innumerable cantidad de presentaciones solicitando a la Suprema Corte y a la Procuración General la solución a estos problemas, que siguen sin tener respuesta, poniendo en serio peligro la integridad física y la salud de las y los trabajadores del Poder Judicial.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *