Repudio al golpe de Estado en Bolivia

La AJB expresa su apoyo al pueblo boliviano y repudia un nuevo golpe en Latinoamérica.

Evo pueblo1

 

 

 

 

 

 

 

 

En el día de ayer, Evo Morales, presidente constitucional del Estado Plurinacional de Bolivia, presentó su renuncia presionado por grupos armados que exigieron su dimisión intimidando a la población a través del uso de la violencia, reclamo al que se sumaron las fuerzas policiales y más tarde las Fuerzas Armadas en su conjunto.

El corolario de este fatídico final lo constituye el papel que jugó la oposición el pasado 20 de octubre, desconociendo el triunfo de Morales en las elecciones presidenciales, exigiendo primero la realización de una segunda vuelta, luego un nuevo llamado a elecciones y por último la renuncia del presidente.

Cabe resaltar que luego de tres mandatos ininterrumpidos de Evo Morales, el país fue el único de América Latina que sostuvo un alto crecimiento económico durante más de una década y bajó dramáticamente los índices de pobreza e indigencia. Evo fue el presidente de las y los más humildes. Durante su gobierno, Bolivia se enfrentó a los grandes intereses concentrados nacionalizando los hidrocarburos, el agua potable y las comunicaciones.

Una vez más Latinoamérica asiste a la intromisión de los Estados Unidos en la vida interna de sus estados, con el objetivo de desestabilizar a un gobierno democrático, elegido legítimamente en las urnas por el voto popular. El informe de una OEA hegemonizada por el país del norte sobre supuestas irregularidades en los comicios fue determinante en este desenlace que hoy conmueve a decenas de millones de latinoamericanos y latinoamericanas.

Desde la AJB expresamos nuestra solidaridad con el pueblo boliviano y repudiamos la interrupción del proceso democrático por la vía de la fuerza, que desconoce la legitimidad política emergente del voto popular. El golpe de Estado no puede ser justificado bajo ninguna circunstancia y mucho menos en este caso, en el que Morales había convocado a nuevas elecciones en aras de dar una solución democrática, que devolviera la paz social al pueblo boliviano.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *