Vacunarse es un acto de solidaridad

La Pandemia desatada por la Covid19 sin dudas a modificado la organización de nuestra cotidianeidad. El cuidado de la salud, tendientes a prevenir el contagio, tuvo como eje central el grupo etario que empieza en los 60 años y a personas con enfermedades preexistentes (morbilidad) que puedan complicarse si se contraía coronavirus.

 

La tasa de mortalidad de la enfermedad es baja (alrededor del 1%) para personas que tengan hasta 60 años de edad, el incremento de la misma (mayores de 60) también hace mayor el porcentaje de mortalidad del virus. Los números indican entonces que, la mayor parte de la población en caso de contagiarse no vera comprometida su vida.

Este panorama hace que el cuidado ayude a evitar la propagación del virus, reduciendo así la posibilidad de contagio para el grupo que más riesgo corre.

La aparición de la vacuna es, sin dudas, el principio para terminar con esta pandemia. No es una afirmación nueva, a lo largo del tiempo a medida que aparecían enfermedades que afectaban gravemente a la población (la polio por ejemplo) la aparición de la vacuna fue el salvoconducto para retomar la vida cotidiana y dejar atrás la enfermedad.

Es por eso que decimos que vacunarnos es un acto de solidaridad. Previene las consecuencias graves que producen la enfermedad pero sobre todo, ayuda a que aquellas personas que presentan morbilidad o tengan edades avanzadas transiten la enfermedad de una manera más leve.

Vacunate para cuidarte, para cuidarnos y para cuidarlxs.

Comisión Directiva Departamental La Plata

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *