BASTA DE VIOLENCIA CONTRA LAS Y LOS JUDICIALES

Los hechos de público conocimiento ocurrido el pasado 7 de marzo en la Defensoría Civil de Florencio Varela y 14 del mismo mes en el Juzgado de Familia N° 5 de La Plata, desnudan las graves condiciones de riesgo a los que se exponen las y los judiciales de la Provincia de Buenos Aires.

La toma de rehén de dos trabajadores judiciales de la Defensoría Civil 24 de Florencio Varela y las agresiones verbales y físicas sufridas hacia dos compañeros del juzgado de Familia N° 5 de La Plata y al personal policial femenino de custodia, dan cuenta de que no es un hecho aislado.

No es parte del oficio, soportar las agresiones y hostigamiento de parte de quienes utilizan el servicio de justicia. No es algo excepcional y/o singular, sino que forma parte de las condiciones laborales de las y los trabajadores judiciales en materia de Familia.

No es algo a lo que debemos acostumbrarnos y/o conformarnos, sino que es causa y consecuencia de la emergencia que atraviesa el fuero. La falta de nombramientos, el deterioro edilicio y la sobrecarga laboral se pagan con la salud de cada compañera y compañero judicial.

Porque no es un hecho aislado sino que son las condiciones, la AJB exige con urgencia, reuniones con el presidente de la Suprema Corte de La Provincia de Buenos Aires Dr. Luis Genoud y con el Procurador de la Provincia de Buenos Aires Julio Conte Grand, a los fines de definir una agenda que de respuesta a la gravedad del fuero.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.